lunes, 14 de marzo de 2011

Carta de los becarios de Universum a las autoridades

La siguiente carta fue publicada en la página de Facebook de el movimiento a favor de salvar a la DGDC y Universum, por becarios de dicha institución. La reproducimos aquí, con gusto, sin que ellos lo hayan solicitado.

Carta basada en la opinión de los visitantes realizada por los becarios del Museo de las Ciencias Universum, cuya intención es hacrsela llegar a las autoridades del museo y puedan atendernos en una junta para tratar los puntos mencionados.                                                                                                      

     2011, México D.F.
Estimado Dr. René Drucker:
Por medio de la presente los anfitriones del Museo de las Ciencias Universum, deseamos hacer de su conocimiento la necesaria urgencia de una junta para expresar nuestras observaciones, opiniones y sugerencias sobre la situación general del museo, así como la propia. Siempre en términos profesionales y académicos.
Debido a los constantes cambios del museo, que se vienen presentando desde 2010, se han exteriorizado diversas quejas, propuestas, comentarios, por parte del público, de los cuales usted no tiene conocimiento o acceso directo a tal cantidad de información, la cual resumimos aquí, con el fin de que nuestros visitantes ávidos de una experiencia inolvidable no se lleven una desagradable impresión, o decepción como ha sucedido por las siguientes causas:
1. Los altos costos, considerando que para que un mexicano promedio pueda asistir al museo debe trabajar 1.15 días para adquirir su boleto, ya que el salario mínimo es de $59.82 pesos, y la entrada de $69 pesos, sin embargo, se tratan de miles de familias en una posición económicamente complicada. El descuento de $10 pesos para estudiantes y profesores no es suficiente, pues son muchos quienes llegan al museo con la idea de que es gratuito o con costos anteriores, por lo que sugerimos la reconsideración de los costos o un descuento meritorio, ya que los precios actuales contradicen la misión de divulgación de la ciencia para todo público.

2. La eliminación injustificada de gratuidad para el público de la Tercera Edad, dadas sus limitaciones físicas no les es posible recorrer el museo en una sola visita, porque muchos de ellos han carecido de estudios, recursos económicos, etcétera; el museo es parte fundamental de su vida adulta como experiencia socializadora, de recreación y aprendizaje; por eso consideramos   importante apoyarlos nuevamente con la gratuidad o algún tipo de descuento significativo.

3. El constante ruido, polvo y cierre de espacios para su renovación, en horarios de museo constituye una falta de respeto para el público asistente; así como un peligro potencial para la seguridad de los mismos y el personal del museo, por eso consideramos conveniente que tales labores se realicen en los momentos de menor afluencia de público.

4. Se sugiere tener un lugar para escuchar la opinión pública, a través de la existencia de un buzón de sugerencias y quejas en cada sala y vestíbulo del museo. Así como el que usted tenga acceso a toda la información y se dé un verdadero seguimiento a las mismas.

5. La exposición actual (Body Worlds) tiene un precio que ha sido considerado por los visitantes como elevado, por eso sería importante tener en cuenta aquellas exposiciones más accesibles a todo el público.

6. Los visitantes han opinado que aquellos elementos que antes daban al museo un carácter científico y atractivo al museo en la actualidad se han perdido, tal es el caso de la Roca Lunar al grado de comentar que no saben dónde empieza el recorrido, así como la sensación de estar en un centro comercial; la nueva museografía resulta incomoda por ser como un laberinto y la ausencia de colores vivos resulta anti didáctico para los niños, los espacios reducidos un problema para las visitas escolares.

7. Se considera desagradable pasar por las salas de Cerebro y Estructura de la Materia impregnadas con el olor de comida proveniente de la cafetería. De manera que se atrae al público a la cafetería, distrayéndolo durante la visita guiada.

8. Los exteriores (áreas verdes) están descuidados, tal es el caso de las bancas, jardines, juegos y equipos.

9. La eliminación de gratuidad para el día 12 de diciembre, aniversario del museo, impide que la gente con escasos recursos acuda para continuar con el fomento de su educación científica; así como el día 30 de abril, la celebración del día del niño interrumpiendo de la misma manera su formación.

Por otra parte nos permitimos manifestar como anfitriones del Museo de las Ciencias: Universum
  1. Por el área en la que nos encontramos estamos en contacto directo con el público, así hemos observado que hay escuelas que no están enteradas del precio actual o que no es gratuito y que vienen desde muy lejos. En  fines de semana asisten muchos estudiantes menores de edad que llegan con sus familiares y debido a los costos sólo puede entrar el alumno para realizar la tarea escolar; dejando a sus hermanos sin esa maravillosa experiencia que es asistir al museo y a sus padres sumamente preocupados por la seguridad de sus hijos tanto en el interior como exterior del museo.
  2. Observamos una suspensión en ciertos cursos que complementaban nuestra formación como anfitriones, como es el de Amaranto, Museografía, Lenguaje de Señas, entre otros. Y que actualmente consideramos necesarios para las nuevas y futuras generaciones de anfitriones.
  3.  Que la información que se proporcione al público y a los becarios de la sala sea de fuentes fidedignas y científicas.
  4. Como universitarios requerimos flexibilidad en los horarios (ahora impuestos a 9:00, 10:00, 13:00 y 14:00 horas), puesto que se nos ha mencionado en incontables ocasiones que somos becarios y no trabajadores; hasta la fecha no se ha demostrado que exista un momento de mayor o menos afluencia de público como para imponer horarios de entrada. Lo cual ha ocasionado que varios compañeros se vean en la necesidad de renunciar a su beca por no poder brindarles una solución.
  5. Las autoridades prometieron, cuando se dio de baja en julio de 2010, a una considerable parte de becarios que cualquier notificación se nos daría por escrito y hasta la fecha no se ha cumplido, como es en el caso de las “nuevas” reglas del museo.
  6. Por salud, en ocasiones nos encontramos fuera  o dentro del museo, dando información, visita guiada, etc., pedimos nos autoricen beber agua sin tener que escondernos pues en ocasiones no nos da tiempo de alejarnos de nuestros sitios.
  7. Deseamos saber el motivo por el cual se suspendió la fiesta de becarios de fin de año, ya que consideramos que es importante dicha fiesta para conocernos, convivir, intercambiar experiencias y mantener el espíritu de equipo indispensable en nuestra labor, y de ser posible que se restablezca.
  8. También deseamos conocer las razones por las cuales se nos retiraron las cortesías semestrales, ya que eran un plus como becarios y permitían a nuestros familiares y amigos conocer nuestra área de trabajo; deseamos que se restablezca.
  9. Requerimos urgentemente cursos para atender personas “difíciles”, pues los becarios que se encuentran en A.V. y en E.I. sobre todo (no quiere decir que las otras salas no lo requieran) llegan visitantes prepotentes, groseros, intransigentes, etc., pedimos apoyo total de protección de riesgos, así como tener apoyo inmediato de vigilancia, pues en varias ocasiones nuestra integridad se ha visto en riesgo.
10.  La mala atención y educación de las "autoridades" de Universum hacia los becarios, que va desde negar un saludo, hasta gestos de desprecio o indiferencia. Trabajamos en un ambiente donde se nos pide atención y respeto hacia el público, sin embargo, no se corresponde de la misma manera, por parte de estas "figuras" del museo.

Confiamos en que tal información sea de utilidad, pues como ciudadanos y anfitriones de un museo interesados en la divulgación de la ciencia y en la importancia de ésta para el país creemos que tales situaciones mencionadas con anterioridad no corresponden a los objetivos generales de la DGDC y mucho menos de la UNAM, donde la prioridad es que el conocimiento sea accesible para todos y llegue a todos.

Hagamos grande a la UNAM, desde la transparencia y la tolerancia.

16 comentarios:

  1. ¿Y tu nieve de qué sabor?

    ResponderEliminar
  2. Si no les agrada el sistema, son libres de retirarse.
    Ninguno de ustedes es indispensable.

    ResponderEliminar
  3. Tienes mierda en la cabeza, ¿verdad, anónimo? Me recuerdas al empresario que mandó quemar su fábrica con todas sus empleadas adentro porque se atrevieron a hacer huelga.

    ResponderEliminar
  4. ...¿o será que eres Lourdes Guevara? Suenas igualita: mierda en la cabeza.

    ResponderEliminar
  5. si no son indispensables, porque no simplemente los corren???? ya que se manejan con la ideología de localizar el cáncer y exterminarlo????, atrévanse o mucho miedo????

    ResponderEliminar
  6. Dónde están las firmas de esos becarios? ¿TODOS firmaron la carta? ¿Por qué no mencionan su actitud infantil ante la supuesta "censura de información" que hizo Lourdes Guevara luego de ver sus multiples letreros para promocionar sus fritangas que, se supone, no debería hacerse? ¿Por qué no dicen que tapizaron los lockers con varios letreros llenos de faltas ortográficas sólo para quejarse de ese hecho? ... ponganse a trabajar en vez de quejarse de todo...

    ResponderEliminar
  7. Ah cierto, esos letreros (que tuvimos que poner por la represión en la que nos encontramos, ya que ustedes no mencionan que nos quitaron las mamparas y sustituyeron por un pizarrón detrás de la puerta.

    Se le dio a la Reina el mercado que quería, por cierto faltó añadir unos cuantos como el de control de ira, buenos modales, etcétera.

    Por cierto, ¿no es un acto represivo que hayan quitado nuestros letreros en viernes por la tarde para que nadie se diera cuenta?

    Siguen haciendo las cosas mal.

    ResponderEliminar
  8. MMM, no fue represión?, cómo lo quieren llamar? extensión de la "novedosa" museografía?

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Ayer fui al Universum con mi hermano, lamentablemente fueron los 120 pesos peor gastados de mi vida, lo llevaba para que se interesara en la ciencia un poco; pero no, no se nota el precio del museo en las instalaciones, no se nota la inversión. Lo mejor fue que mi hermano, (que esta en primaria) se dio cuenta de algunas faltas de ortografía en las mamparas de "Química", que lástima, que el museo este en tan decadente estado, hace unos años antes de la "remodelación" estaba mejor, ahora se conservan cosas en mal estado ahora es un lugar para el faje en el área oscura de astronomía, gente empujando y personas que dañan al lugar (me toco ver a un hombre escupir en el piso). Yo no se que pleitos existan en su medio, como becarios, como directivos o trabajadores del museo, lo que si se nota es que parte del público asistente sale decepcionado, desesperado y abrumado, no por que tengan una información poco asimilable, si no porque, hay un desorden completo. Espero mejoren que el proyecto. La idea es buena

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué triste esta situación! Gran decepción me dejó ir ayer al museo. Se ven que no le han pasado un trapo, una escoba ni una aspirada hace ya bastante tiempo. A mi hijo y a mi nos dió comezón en la nariz, en los ojos y hasta tos cuando empezó a jugar con las canicas en el Primer piso. Vimos a una sola persona de intendencia pasear de vez en cuando por ahí en toda la mañana.

    ¿Qué tal los anfitriones? Antes no les dejaban tomar agua a los "pobrecitos" y hoy toman su café con leche y galletas a media mañana. Supongo que el museo no tiene personal de intendencia y mantenimiento suficientes, eso salta a la vista. Pero que los becarios no pueden tomar un trapito y sacudir un poquito, una escobita, se les caerán las manos. Los estudiantes de ingeniería, biólogía o medecina son mucha cosa para hacer un verdadero servicio social y mantener en buenas condiciones, al menos salubres, el lugar. ¡Ah! Pero eso sí, cuando entran los niños menores de 6 años y mamás se les advierte que deben dejar todo recogido. ¿Será para que ellos no se sientan niñeras y chachas? Vaya soberbia... A holgazanear a otro lado. Sus funciones debiera ser la de invitar a jugar y relacionarse con la ciencia, las de recibir pero también las de procurar un lugar para que eso se cumpla. Los baños de los niños parecen limpios a simple vista pero huelen a orines. ¿ A ver, a quién le toca esto? A nadie, está bueno el ping pong.

    Las agujetas del área de juegos de los niños, como una telaraña hace años que se rompieron y no las han repuesto.

    El segundo piso en el área de niños está sucio. Los juguetes rotos. La ropita de los muñecos está vieja, luída y sucia.

    La lona de la represa necesita una manita de gato.

    En fin, pobre Universum....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto a el comentario del 9 de Agosto ¡que petulante, estúpido y prepotente comentario! ¡No sentirnos como chachas o niñeras. LLEVAR A NUESTROS HIJOS A UN MUSEO NO SIGNIFICA LLEVARLOS A LA GUARDERÍA O TENER UN DÍA LIBRE!!! Si tan sólo tuviésemos una noción de lo que significa ser padres o madres de familia!!! Buenos padres o madres de familia!!! Que estupidez. La gente presta UN SERVICIO, ES UNA BECA, no un empleo. Por favor, haga un placentero favor al no salir de su casa a ningún lugar!!! En Universum, cada cual tiene sus funciones: los padres: CUIDAN Y ATIENDEN A SUS HIJOS, los anfitriones: apoyan y ofrecen un servicio de atención en cuanto a CIENCIA, si; CIENCIA no a cuidar, cambiar, atender o limpiar las áreas. Por último: intendencia y vigilancia cuyas labores son OBVIAS. Hay que ser conscientes de nuestras funciones y de nuestro papel, es muy fácil observar y "corregir" los errores y el comportamiento de otros, pero: ¿Acaso observamos los nuestros?

      Eliminar
  12. No se hace cuanto publicaron esto, pero por desgracia; las condiciones de los anfitriones del museo Universum siguen siendo las mismas o incluso peores, bajo la dirección de René Franco y bajo la orquesta de la subdirectora Leticia Chávez (quien lleva a sus hijas a que les hagamos la tarea)
    Respecto a el comentario del 9 de Agosto ¡que petulante, estúpido y prepotente comentario! ¡No sentirnos como chachas o niñeras. LLEVAR A NUESTROS HIJOS A UN MUSEO NO SIGNIFICA LLEVARLOS A LA GUARDERÍA O TENER UN DÍA LIBRE!!! Si tan sólo tuviésemos una noción de lo que significa ser padres o madres de familia!!! Buenos padres o madres de familia!!! Que estupidez. La gente presta UN SERVICIO, ES UNA BECA, no un empleo. Por favor, haga un placentero favor al no salir de su casa a ningún lugar!!! En Universum, cada cual tiene sus funciones: los padres: CUIDAN Y ATIENDEN A SUS HIJOS, los anfitriones: apoyan y ofrecen un servicio de atención en cuanto a CIENCIA, si; CIENCIA no a cuidar, cambiar, atender o limpiar las áreas. Por último: intendencia y vigilancia cuyas labores son OBVIAS. Hay que ser conscientes de nuestras funciones y de nuestro papel, es muy fácil observar y "corregir" los errores y el comportamiento de otros, pero: ¿Acaso observamos los nuestros?
    Saludos cordiales al blogger.
    :)

    ResponderEliminar
  13. No me sorprende, el museo es una réplica del país, pero en chiquito donde la corrupción, prepotencia, mobbing laboral y querer tapar todo con un dedo son la carta de presentación de las supuestas "autoridades" que se creen con el poder de hacer y deshacer a su antojo bajo amenaza.
    Es un lugar donde el miedo a las represalias gobierna, pero no será por siempre, porque para chingón, chingón y medio.
    Y basta con recordar que algunas pequeñas acciones en el pasado ya hicieron tambalear a las autoridades, los invito a unirse en contra de la siempre mal vestida Lourdes Guevara y sus compinches. Mis recuerdos.

    ResponderEliminar
  14. Prefiero recibir palos por mamón que recibir aplausos por lameculos.

    ResponderEliminar